Service y chkconfig, comandos que nos sirven para activar y desactivar servicios

Todas las distros de Linux vienen con una configuración listas para funcionar o outofthebox. Prácticamente, no hemos de modificar los servicios que se arrancan por defecto, al igual que pasa en otros sistemas operativos.

Pero alguna vez hemos de desactivarlos, o porque no los necesitamos, o porque nos ocupan memoria innecesaria, por ejemplo, iniciar el bluetooth cuando no tenemos en la computadora.

Para poder modificar dichos servicios e indicarles que no arranquen en diferentes tipos de incio, tenemos los comandos service y chkconfig.

SERVICE

Este comando permite detener e iniciar servicios en Linux, es una manera diferente de poder modificar el archivo init.d, sin tener que entrar directamente en él.

Las órdenes para detener o iniciar son stop y start. Para saber en que estado se encuentra un servicio, escribimos status. Por ejemplo, para saber el estado del servicio apache, escribimos: service apache status, y nos dará como resultado: checking for service apache: stopped.

Si quisiéramos iniciar dicho servicio, escribimos: service apache start. Si quisiéramos detener dicho servicio, escribimos: service apache stop.

CHKCONFIG

Al igual que el comando Service, disponemos de otro comando para indicar al sistema si el servicio que queremos iniciar al principio, se abra o no según el tipo de inicio que tengamos asignado en el demonio de inicio. Es decir, si queremos que apache se inicie en init 5, escibiremos: chkconfig –level 5 apache on.
Para saber como tenemos asignados los servicios en el inicio que tenemos actualmente, podemos imprimir por pantalla una lista, escribiendo: chkconfig –list.

Como siempre, para poder saber la ayuda de los comandos y sus diferentes formas, podemos hacer uso del comando man: man chkconfig, y nos dará el listado de ayuda del comando.

Espero haberos aclarado un poco más el uso de estos dos comandos, recordando también que existen en muchas distros, formas para poder modificar servicios a través de escritorio, sin tener que utilizar la linea de comandos, pero ya se sabe, así nos quitamos el mono del comando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *