Cómo instalar Linux desde Windows facilmente

La gran mayoría de nosotros sabemos que Linux, con sus distintas distribuciones, es una gran alternativa a Windows si queremos reemplazar nuestro sistema operativo en la computadora y lo mejor de todo es que es gratuito. Pero muchas personas le tienen “miedo” a instalar Linux porque piensan que es muy técnica la instalación o engorrosa.

Hoy en día, y esto se debe a la masificación de Windows, los procesos de instalación cambiaron mucho. Podríamos decir que ya prácticamente son iguales a instalar cualquier Windows. Canonical tomó nota de esto hace ya bastante tiempo, y lanzó un instalador de su distribución de Linux, Ubuntu, para instalarlo directamente desde una computadora con Windows, como si de un programa se tratase.

Lo único que tenemos que hacer es ir al sitio web de Ubuntu, y descargar el instalador y realizar los siguientes pasos:

Una vez que hacemos click en descargar, nos va a preguntar si queremos guardarlo o ejecutarlo, en caso de que utilicemos Internet Explorer. Vamos a elegir “ejecutar”.

En otros navegadores no nos va a dar la opción de ejecutarlo, por lo que simplemente lo guardamos y luego que haya terminado la descarga, lo ejecutamos.

Dependiendo de la versión de Windows, nos va a pedir permisos para ejecutar el instalador, por lo que obviamente hacemos click en continuar.

En el siguiente paso nos abrirá una ventana con distintas opciones a completar. Lo único que tendrían que modificar sería el idioma y colocar un nombre de usuario y una contraseña. Posteriormente a eso, hacemos click en instalar.

El proceso va a comenzar descargando de internet los archivos necesarios e instalándolo. Podría demorar unos cuantos minutos si es que no poseemos una buena conexión a Internet debido a que el tamaño de la descarga es de aproximadamente unos 500 MB.

Una vez finalizado el proceso de descarga e instalación, nos va a aparecer esta ventana pidiéndonos que reiniciemos nuestra computadora. Lógicamente, hacemos click en finalizar.

Cuando se reinicie nos va a aparecer una ventana que a lo mejor muchos no están familiarizados que se llama Boot Menu. Como su nombre lo indica es un menú en donde podemos elegir que sistema operativo queremos empezar a correr. Acá vamos a elegir Ubuntu y el sistema comenzará el proceso de carga.

Tan simple como eso. Así que ahora no tienen excusas para probar un poco del mundo libre de Linux. Hay otras distribuciones para probar, pero me pareció que Ubuntu es la más indicada para las personas que no tienen tanto conocimiento o espíritu aventurero para probar nuevas cosas en sus computadoras.